OPINION: El desmadre como política | Diario del Bicentenario - Noticias de Monte Caseros - Corrientes - Argentina

miércoles, 21 de septiembre de 2016

OPINION: El desmadre como política



En las últimas horas, el mandamás correntino Ricardo Colombi se despachó con uno de sus habituales tiroteos verbales. Aunque el blanco fueron nuevamente sus adversarios políticos, esta vez pareció romper todos los diques al acusarlos de “pedófilos”.



Así es. Colombi, enemigo declarado de las autoridades municipales de Mercedes, y en especial del jefe del Ejecutivo municipal, Víctor Cemborain, no encontró mejor argumento para su fustigación que calificarlos como pedófilos. El castigo que pergeñó Colombi para sus rivales, claro, fue alejarlos del Municipio una vez que él asuma la intendencia, el año próximo.


La descalificación estratégica
El largo historial de exabruptos de Ricardo Colombi y de sus funcionarios no permite ensayar sorpresa ante sus declaraciones; cualquiera puede chequear el listado de dichos misóginos, retrógrados, peyorativos e insultantes con los que suele obsequiar a críticos y detractores.

 La mayoría de las veces, los destinatarios de sus diatribas son los propios sectores de la ciudadanía afectados por sus políticas que osan exigir correcciones de las inequidades que estas causan. Ante el reclamo gremial, por caso, Colombi no duda en mandar a los referentes sindicales a agarrar una pala o buscar trabajo en el sector privado; ante la disconformidad por tarifas energéticas exageradamente elevadas en una provincia con salarios paupérrimos, se ufana de que los correntinos pagan 2500 pesos de luz sin quejarse. Eso sin contar su vergonzante excusa ante un crimen de género, ocurrido en “el seno de la familia que la fuerza policial no puede prever” (sic).

A esos modos se alinean sus más conspicuos espadachines verbales, el plenipotenciario ministro Enrique Vaz Torres y el senador Segio Flinta, verdaderos maestros de la chicana agraviante, que cada tanto se hacen oír con alguna muestra de desprecio que filas para adentro se festeja como una muestra de picardía política.

Ya se sabe que la repetición sistemática de ciertos vicios a la larga termina constituyéndose en estilo, y el estilo de Ricardo Colombi apuesta a la crispación y la rebaja para construir una superioridad dialéctica desde la cual todo está permitido. No importa convencer desde la argumentación sino imponer desde la prepotencia, y con ese criterio, que se suma a una pasividad social preocupante frente a muestras de autoritarismo ya ni siquiera maquillado para mostrar un sesgo democrático, obtuvo buenos resultados si se evalúan desde lo meramente electoral.

    
Aquí se impone abrir un paréntesis para remarcar que la faceta electoral es lo único que preocupa a Colombi, hombre entrenado en las prácticas del caudillismo conservador nunca superado en nuestra provincia. Dueño de una lógica de almacenero que considera que lo verdaderamente importante del ejercicio político es el acopio de cifras- de votos, de aliados- con el único objetivo de retener el poder, la visión e intenciones del primer mandatario distan años luz de implementar políticas de Estado valederas más allá de la coyuntura tetraanual entre sufragios.

Después, qué importa el después
 Con tal perfil de conducción, difícilmente puede esperarse mesura o reflexión a la hora de acuñar definiciones o diseñar lineamientos de gobierno o política pública. La planificación no es virtud de los intuitivos, y Colombi, ya se sabe, prefiere el tanteo a la planificación.

Lo que debería encender las alarmas de la población es que esa indiferencia 
megalómana, ese desprecio por la ética se fueron arraigando en siete años al frente de la provincia (once, si se cuenta su primer mandato), produciendo una naturalización de ciertos modos que la moral debería considerar aberrantes cuando emanan de una máxima autoridad.
  
 Aunque a la larga las últimas declaraciones de Colombi engrosarán el triste anecdotario de caudillos que no dejan de imprimirse en Corrientes, valdría un poco de reflexión sobre lo puntual dentro de lo general, para que uno nos pueda llegar a esclarecer sobre lo otro. Sabedor de la existencia de pedófilos en el Municipio mercedeño, y teniendo el poder para denunciarla u ordenar el inicio de una investigación, ¿por qué decide unir la acusación a un anuncio electoral (su candidatura a la intendencia)? ¿Estaba en alguna libreta negra a la que se echa mano para sacar rédito en las urnas a futuro? ¿Cuántas más de esas tendrá en la manga para potenciales contendientes? ¿No existe -pregunta retórica, no, no existe-, en toda la provincia un fiscal con el suficiente coraje para actuar de oficio ante una denuncia tan seria? (Recordemos que el crimen de Ramoncito ocurrió en Mercedes, y tenía entre sus componentes la pedofilia).

De ser cierto lo aseverado por Colombi, ¿no es grave que el encubrimiento sea una herramienta extorsiva de disciplina para la oposición o de captación de socios? ¿Cuántos hechos más de la misma gravedad entran en el mismo inventario?

Preguntas, preguntas, preguntas a un poder que hizo del escamoteo de respuestas su razón de ser.

por Nicolás Toledo

Imágen gentileza @bastadecolombi




Monte Caseros - Corrientes - Argentina
****
www.diariobicentenario.com.ar - Sobre este tema y todos los de nuestro diario digital, encontrás más detalles TODOS LOS VIERNES en ConTxT. Pedilo en los comercios adheridos, es una PUBLICACION GRATUITA de Monte Caseros, Corrientes!

***

Ver mapa más grande
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADVERTENCIAS
- Todos los comentarios serán leídos y moderados por www.diariobicentenario.com.ar
- Todos los comentarios deben ser relacionados con el artículo o tema
- Serán borrados aquellos comentarios que sean considerado SPAM
- Diario del Bicentenario no publicará los comentarios que agravien o insulten a los entrevistados
- Los comentarios publicados y las consecuencias derivadas de ellos son de exclusiva responsabilidad de sus autores
"DIARIO DEL BICENTENARIO - MONTE CASEROS - CORRIENTES"

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...