"RESIDENCIAS": Publicidad engañosa… Realidad, desastrosa | Diario del Bicentenario - Noticias de Monte Caseros - Corrientes - Argentina

jueves, 18 de septiembre de 2014

"RESIDENCIAS": Publicidad engañosa… Realidad, desastrosa




De las que el actual gobierno municipal se atrevió a llamar “residencias” , quedan únicamente dos cosas: una sensación borrosa de haber estado alguna vez viendo algo muy distinto a lo que se ve, y algún vergonzoso testimonio gráfico que crece, cuando a la hora de exponer lo realizado esto avergüenza hasta a los propios hacedores.
Quince serían las obras terminadas y entregadas con destino de vivienda familiar realizadas por un gobierno que al publicitarlas se detiene en la actualidad en resaltar el detalle de la cantidad de áreas gubernamentales involucradas para llevar adelante las básicas y rudimentarias viviendas, apenas, quizás mejores, que los habitáculos de las mascotas de quienes en las primeras entregas les dio el “cuero” para cortar cintas inaugurales y hacerlas bendecir…

Una construcción rudimentaria, un casi rectángulo donde apenas caben las camas. Ladrillos, techo de chapa, un cable y una lamparita, una abertura que oficia de puerta (sin cerradura ni picaporte, se usa cadena y candado), y otra abertura que hace de ventana, aunque lo que se habré y se cierra son dos hojas de madera que al permitir el paso de la luz también permiten el inevitablemente el ingreso del frío del invierno. 

Sin instalación de agua y sin baños. Sin paredes divisorias. Sin intimidad. Se publicita la entrega de “viviendas” y se habla de que son amobladas –o semi amobladas- refiriéndose a que se les puso un camastro algunos números más chico que el colchón de diez centímetros que pretenden soporte el peso de adultos… Los “más afortunados” suman a este amoblamiento un tablón para mesa y dos que ofician de bancos en un espacio donde ya no es posible moverse. 

La gestión Olivieri “vendió” en campaña viviendas más dignas, viviendas mejores que las construidas por el intendente Galantini. Pero, todavía seguimos sin comprender exactamente a qué se refería. En terrenos de dudosa propiedad de a quienes se les permite ingresar a esta especie de refugios, inundables algunos de ellos, no se conoce de la entrega o gestión de escrituras. Sin embargo, meticulosamente se invierte en colocarles una banda exterior de pintura verde para identificarlas, y en muchas, una valla ornamental de color blanco que no detiene ni el ingreso de una gallina, pero que queda linda… que parece salida de cuento… Estas viviendas no le cambian la vida a nadie. Proponen continuar y prolongar condiciones de hacinamiento, y sin posibilidad de intimidad alguna, también contribuyen a instaurar la promiscuidad como normalidad. 

Lejos de proponer mejoras sanitarias, promueven el contagio al constituir un solo ambiente, con una única ventana. No cuentan con cocina, y no dejan otra alternativa que pensar en una calefacción rudimentaria, que, en un ambiente superpoblado, propicie los incendios.

Es necesario verlas y recordarse que son viviendas construidas por el Estado, con fondos públicos. Y que los ciudadanos no solo no aprobaron someter a sus conciudadanos a estas condiciones de vida, sino que con el voto apoyaron la continuidad de la superación, de la promoción, de sus compoblanos. No puede casi aceptarse que todo…. Sea esto. Y que esto, sea todo. “El objetivo es construir un mínimo de 200 casas en los próximos cuatro años. Se edificarán 35 residencias en 2014”, publicaba el Diario El Libertador finalizando diciembre, al entrevistar al intendente Miguel Olivieri. 

Si está promesa se cumpliera todavía faltarían otras 185 muestras más de la miserable generosidad que se puede tener para con quienes necesitan de verdad…. A LA VISTA DE TODOS Entre la casita de catálogo y el “loft monoambiente”…la realidad. Y la necesidad de sacarse esa sensación de que quizás, si se quiere, uno pudiera estar “pidiendo demasiado”. 

Entre esos planteos mentales que uno pudiera hacerse al no sentirse satisfecho con lo prometido y lo entregado surge el pensamiento que, irónicamente, estas “casas” sin baño, pudieran llegar a ser casi de igual tamaño que la del baño de alguno de los funcionarios que aprietan manos y saludan a las cámaras con expresión satisfecha, como si hubieran cumplido. Es cierto! Solo pueden comprobar la posible certidumbre de este pensamiento “rebuscado” quienes integren el círculo íntimo, y alguna vez, entren a estos domicilios…. O no. En realidad, desde la misma vía pública, puede verse por ejemplo, la entrada de autos de la casa del intendente Miguel Olivieri. Estacionada una camioneta, y otro vehículo, aún sobra espacio en el lugar como para transitar entre ellos… y se comprueba sencillamente. Para detener ocasionalmente los vehículos familiares, se pensó como una NECESIDAD contar con un espacio que es MAYOR que el tamaño de las viviendas sociales, dignas, familiares, en las que, no solo se pretende que construya una familia, una pareja, sino que cobijen familias ya constituidas: con dos, con tres, con cuatro.. con CINCO HIJOS!
****
www.diariobicentenario.com.ar - Sobre este tema y todos los de nuestro diario digital, encontrás más detalles TODOS LOS VIERNES en ConTxT. Pedilo en los comercios adheridos, es una PUBLICACION GRATUITA de Monte Caseros, Corrientes!

***

Ver mapa más grande
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADVERTENCIAS
- Todos los comentarios serán leídos y moderados por www.diariobicentenario.com.ar
- Todos los comentarios deben ser relacionados con el artículo o tema
- Serán borrados aquellos comentarios que sean considerado SPAM
- Diario del Bicentenario no publicará los comentarios que agravien o insulten a los entrevistados
- Los comentarios publicados y las consecuencias derivadas de ellos son de exclusiva responsabilidad de sus autores
"DIARIO DEL BICENTENARIO - MONTE CASEROS - CORRIENTES"

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...